Autoridad Nacional de Televisión
20 de abril 2012

Viernes de cultura

La Autoridad Nacional de Televisión reemplazó la Comisión Nacional de Televisión en la vigilancia y control sobre contenidos de programación televisiva nacional y el otorgamiento de las concesiones.

La creación de este ente se da luego que el Congreso de la República de Colombia expidió la ley 1507 del 10 de enero del 2012 por la cual se establece la distribución de competencias entre las entidades del Estado en materia de televisión y se dictan otras disposiciones.

Al respecto, Fabio López De La Roche, historiador, director de la Maestría en Estudios Culturales de la Universidad Nacional de Colombia, indicó al programa UN Análisis* de UN Radio: “Esta es una ley simplona que no ataca los problemas centrales de la televisión colombiana, en un momento en el cual extrañamos el sistema mixto que posibilitó en términos de producción de ficción y cierto pluralismo. Cuando se adelantan reformas anti monopólicas e interesantes en América Latina, desconocidas en el caso colombiano, es realmente desconcertante que no se consulten a productores, realizadores y expertos que jugaron un papel importante en la reflexión y producción de televisión”.

El inconformismo con el nuevo organismo ha sido evidente, entre otros aspectos por la denominación de autoridad otorgada, para quienes consideran que le corresponde al televidente y a las voces representativas. En ese sentido, el semiólogo, Germán Rey, precisó: “Es una historia infortunada que comenzó hace tiempo. El nombre da la señal de una ley que envía las diferentes acciones que tendrá la autoridad hacia distintas instancias de la actividad del Estado, lo que considero un síndrome del desmembramiento, porque si con algunas funciones en términos estructurados se tenían problemas, ahora será la articulación de las decisiones en la gestión de la televisión desperdigada en estas agencias del Estado”.

Asimismo, Rey cuestionó la configuración de la nueva autoridad: “tiene un dominio del gobierno sobre la autoridad, no hay una verdadera democracia, y pone a la sociedad civil como un ente abstracto. Además incluye a las universidades para tomar decisiones, cuando ese no es su papel. No hay elementos para retornar al papel original de la Comisión en los aspectos más importantes”.

En consecuencia, Alfredo Sabbagh, representante de las Universidades en la Autoridad Nacional de Televisión, aseguró que “la televisión colombiana pasa por un momento muy particular no solo a lo que a su contenido respecta sino al desarrollo del sector y la industria, pensando en fortalecerlo como un servicio público. Así que respecto a mi papel como vocero de las universidades públicas y privadas me obliga a tener un contacto directo con la academia para llevar la mirada crítica y reflexiva que esta respecta”.

La televisión que se consume hoy no es la misma de hace cinco años, el medio está en permanente cambio y la convergencia mediática es una realidad a la que los académicos no pueden atraerse, por ello se requieren cambios. Por ello, Sabbagh, señaló que “la Autoridad es nueva, razón por la cual somos conscientes de la gran expectativa sobre los proyectos y estrategias que se puedan implementar en el fortalecimiento de nuestra televisión y donde el mayor reto es generar credibilidad”.

Por su parte, Rodolfo Ramírez Rodríguez, profesor de la Escuela de Cine y Televisión de la Universidad Nacional, opinó: “Yo considero que la gran mayoría de los colombianos no se han enterado de este hecho, ni siquiera les importa cómo se llama, porque no cambian el contenido ni el apoyo para la construcción de conocimiento, ni para la cualificación del entretenimiento”.

 

Igualmente, Omar Rincón, crítico de Televisión, director del Posgrado en Periodismo de la Universidad de los Andes, afirmó: “hay que dar un chance a las acciones para saber qué pasará, la Comisión Nacional de Televisión tenia mas esperanza y fracasó; ahora esta entidad se piensa no como un sistema de medios sino como algo anexo y con lo cual puede no tenerse en cuenta”.

Finalmente, Tulio Ángel, presidente de la Asociación Nacional de Medios de Comunicación –Asomedios, manifestó: “Esperamos que tenga éxito, que se corrijan los errores que se presentaban. Se trata de un tema importante porque el modelo televisivo por donde se vea es necesario y debe ser debatido por todo el mundo”.


No comments

Add comment

* - required field

*





*
*