Proyecto de Protección Animal
13 de junio 2012

Miércoles de ciencia y tecnología.

Actualmente en el Congreso de la República cursa un proyecto de ley de protección animal que ha generado expectativas sobre la interacción humano-animal en el contexto colombiano.

La Ley 84 de 1989, que es el Estatuto Vigente de la Protección Animal, establece un marco general con parágrafos contradictorios. Por ejemplo, está en contra del maltrato, pero hay un artículo que permite prácticas culturales muy arraigadas en nuestro país de enfrentamiento de animales. 

Jesús Cortés, director del Bioterio de la UN, explicó a UN Análisis*: “Las actividades constitutivas de maltrato animal están muy bien tipificadas y en eso se encuentra una de las contradicciones del proyecto de ley, que establece que no se pueden utilizar para entrenarlos y enfrentarlos y hacer un espectáculo público o privado”. 

Una de las preocupaciones de los investigadores es que se pone en el mismo saco los diferentes niveles educativos, porque el control no es el mismo y lo que se busca formar es distinto. A nivel universitario se pueden cambiar prácticas por medios alternativos, pero en ciertas áreas hay una necesidad de fortalecer habilidades que no son fáciles de obtener con otros modelos. 

Según Germán Gutiérrez, director del Departamento de Psicología de la UN, prescindir de la investigación por una prohibición tajante es un riesgo para el desarrollo del país y para la interacción que los científicos quieren tener con los animales. 

Jorge Gardeazábal, presidente del Comité de Ética de Investigaciones en Animales Experimentales del Centro Internacional de Entrenamiento e Investigaciones Medicas (Cideim) de la Universidad Icesi, aseguró: “Esta iniciativa es muy importante. Y, por ejemplo, sobre el tema de captura de peces y animales para clasificación genética en estos momentos sí hay algo de confusión, pero eso se puede discutir para que tenga el menor impacto negativo posible”. 

Dentro de la propuesta está planteado crear un Comité Institucional de Cuidado y Uso de Animales de Laboratorio (Cicual), pero los expertos consideran que solo es un cambio de nombre porque funcionaría igual que el actual Comité de Ética. 

Por su parte, Aníbal Vallejo, presidente de la Sociedad Protectora de Animales, indicó: “A nosotros no se nos ha tenido en cuenta para la actualización de la norma, porque es obsoleta. Hay un abuso excesivo de los animales en algunos proyectos de investigación, porque se siguen repitiendo proyectos que no conducen a nada, a pesar de la tecnología que se tiene. Hay que trabajar en beneficio del bienestar animal”.

Asimismo, Claudia Córdoba, zootecnista y docente de Bienestar Animal de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UN en Medellín, consideró que una de las grandes dificultades es el desentendimiento de la investigación en animales: “muchas veces nos reprimen sin mirar que se están cumpliendo con las normas de bioseguridad y de bienestar como tal”.

“Lo que deberíamos es enfocarnos en capacitaciones, no solo de la comunidad académica, sino también de la comunidad en general. Los estudiantes ven materias de ética, protección y bienestar animal, pero se van a campo y en zonas rurales las personas no tienen esta educación”, concluyó Córdoba.


No comments

Add comment

* - required field

*





*
*